Contratan a mujer indígena como asesora en Congreso

A sus 52 años, Guadalupe Pérez Holguín es la primera indígena en integrarse formalmente como asesora legislativa al Congreso del Estado con la función de traducir a su lengua materna la información generada por la Comisión de Pueblos y Comunidades Indígenas; “la ley no nos limita ni afecta nuestras tradiciones, sino que está para cuidarnos y debemos respetarla, pero para eso debemos conocerla”, expresó la intérprete cultural rarámuri originaria de la comunidad de Norogachi municipio de Guachochi.

Guadalupe Pérez, a quien sus compañeros del Congreso del Estado llaman Lupita, fue adscrita como asesora de la Comisión de Pueblos y Comunidades Indígenas. Su labor como traductora e intérprete cultural inició hace tres años como voluntaria en los procesos que requiere la reforma a la Constitución del Estado en materia indígena.

Lupita compartió que tiene aproximadamente 52 años, ya que su edad fue estimada por sus padres cuando se encontraba lista para integrarse a los estudios de primaria en la comunidad de Norogachi, pues su maestro le informó que se requería el acta de nacimiento para sus estudios, por lo que la registró con la autorización de sus padres.

Es madre de dos hijas y colabora en una actividad que representa una fuente de compromiso, responsabilidad y satisfacción, tanto para ella como para su pueblo; “el colaborar con la traducción de las leyes del Congreso del Estado es algo muy importante, pues si los textos están en nuestra lengua materna mi gente podrá entenderla y conocer sus derechos. Es más difícil hacerlos valer si no los conocemos, y es muy difícil poder comunicarnos con las autoridades del estado sin el elemento mínimo que es hablar un mismo idioma”, expresó la traductora indígena.

Traduciendo las leyes me he dado cuenta de muchas cosas que antes no sabía, (pues) me entero de lo importante que es mi cultura para México y Chihuahua, al menos en el plano de la ley y la Constitución. El que en las comunidades indígenas sepamos esto es algo muy importante, explicó Guadalupe Pérez Holguín, pues dentro de las leyes hay muchas cosas buenas para nosotros, pero no las conocemos, por tanto no podemos solicitarlas ni hacerlas valer.

Ahora me siento muy bien, compartió Lupita, pues lo más importante no son las traducciones, sino llevarlas a las comunidades, poder hablar con la gente, explicarles e informarles de lo que yo he aprendido para que puedan vivir mejor”.

Guadalupe Pérez compartió que el proceso de traducción y también de interpretación es complejo, inicialmente porque, al no haber cursado la carrera de Derecho, los términos que se manejan en las leyes resultan sumamente complicados, pero realiza su labor con asesoría del licenciado Carlos Ordóñez, asesor de la Secretaría de Servicios Jurídico Legislativos, a quien considera abierto y accesible para simplificar los términos.

Más información en: http://www.oem.com.mx/elmexicano/notas/n3308559.htm

This entry was posted in traducciones. Bookmark the permalink. Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*